Ojitos Verdes, nueva colección de otoño-invierno 16 de Txano Complements

Diseños florares inspirados en la pintora y poetisa Frida Kahlo. Las cartas de amor entre Frida Kahlo y Diego Rivera cobran presencia en los nuevos tocados.

txano-complements-diario-de-almeria-frida-kahlo-8

Isabel González, diseñadora y alma de la marca de tocados Txano Complements se inspira en la obra pictórica y en las poesías y cartas de la mexicana Frida Kahlo mantenidas con su marido y amante Diego Rivera.

Las nuevas creaciones, al igual que la indumentaria de Frida Kahlo, se rigen bajo los parámetros de los grandes volúmenes, los colores vivos y por supuesto, las flores. Cada tocado tiene como condición ser fiel a las palabras de Frida Kahlo dirigidas a Diego Rivera, consiguiendo así unas piezas únicas donde las explosión de colores es fundamental así como creaciones que pueden ser vistas a modo de 360º creando una ilusión diferente desde cualquier punto de vista. Esta forma de trabajar con los materiales y las formas recuerda a la pasada colección de invierno 2015 360 donde el juego con todos los puntos de vista era el alama de la colección, construyendo así diversos caracteres y estados de ánimo para cada mujer como personas únicas.

txano-complements-diario-de-almeria-frida-kahlo-1La diseñadora almeriense se centra en una de las cartas escritas por Frida a Diego, donde expone lo que significa su amante desde el punto de vista de la pasión y la felicidad.

La colección Ojitos Verdes  está formada por cinco piezas únicas de gran tamaño compuestas por diversas estructuras de flores y velos. Los colores predominantes son el granate y el azul cobalto, pero también cuenta con amarillos intensos y rosas que aportan brillo a las piezas.

La posición de los tocados, al igual que Frida Kahlo, se sitúan en la parte más frontal de la cabeza, dejando así prácticamente libre la totalidad del cabello y funcionando como un vertical de la propia estructura de la mujer.

Las piezas saldrán a la venta en la página web http://txano.es/shop este mes de septiembre junto a otros tocados inspirados en la poetisa mexicana, estos serán de menor tamaño y pensados para ser portados en el día a día.

En esta ocasión Txano Complementos ha contado con la especial colaboración del equipo de la firma independiente de moda Proyecto G de Barcelona, concluyendo así con una sesión de fotográfica liderada por la fotógrafa Núria Cienfuegos, con Simone al mando del maquillaje y la peluquería, y la modelo profesional Nacrein. Las instantáneas han reflejado a la perfección el sentimiento, la fuerza y el estilo de Frida Kahlo, que tanto Txano como Proyecto G han plasmado en sus nuevas colecciones para este otoño e invierno 2016-17.

Carta de inspiración de Frida Kahlo a Diego Rivera (década de los ’40)

“Diego:

txano-complements-diario-de-almeria-frida-kahlo-3Nada comparable a tus manos ni nada igual al oro – verde de Tus ojos. Mi cuerpo se llena de ti por días y días. Eres el espejo de la noche. La humedad de la tierra. El hueco de tus axilas es mi refugio. Mis yemas tocan tu sangre. Toda mi alegría es sentir brotar la vida de tu fuente – flor de la mía guarda para llenar todos los caminos de mis nervios que son los tuyos.”

Carta extraída de “El Diario de Frida Kahlo. Un íntimo autorretrato”. Edición de La vaca independiente, 2014.

Sobre Frida Kahlo

txano-complements-frida-kahlo-ojitos-verdesFrida Kahlo nació el 6 de julio de 1907 y murió el 13 de julio de 1953 en su tierra natal, Coyacán (México). Fue la esposa y amante de Diego Rivera, muralista de la época, con quien mantenía una relación abierta. La vida de Frida estuvo bien marcada por la salud, contrajo poliomielitis y estuvo postrada en cama durante muchos años debido a un grave accidente que tuvo de joven.

Es conocida por su carácter poco convencional para la época. Era bisexual, se vestía en ocasiones como un varón, utilizaba sus ropas indígenas y luchaba a favor del feminismo. Fue una ilustre pintora, sus cuadros más reconocidos son los de autorretratos, escribía poesía y su propio diario. Frida Kahlo fue una mujer apasionada que no dudaba en marcar aun más su entrecejo sabiendo que era una de sus marcas personales más la identificaba. Intentaba ocultar su caminar cojo aunque ello no le impidió ser porta de Vogue en un momento en el que los estereotipos de mujeres se centraban en la era de oro de Hollywood.