17 playas de Almería donde perderse… Y practicar el nudismo

Rincones de la costa almeriense para olvidarse el bañador

Almería es uno de los paraísos nudistas de España. La provincia cuenta kilómetros de costa donde el despojarse de la ropa está bien visto. Distintos tipos de arena, paisajes y accesos propician que la visita a las calas sea una auténtica aventura para el visitante. Es una selección de 17 playas nudistas que se han seleccionado por sus características o peculiaridades. Un viaje por las playas de tradición nudista.

1. Cala del Barronal

El Barronal es una de las calas nudistas de la provincia con mayor reclamo por la gran mayoría de presencia nudista frente al bañista textil. Esta playa cuenta con 500 metros de longitud y 37 de anchura. El acceso es por San José (Níjar) en el camino que va hacia Mónsul y hay un aparcamiento señalizado donde se puede dejar el coche antes de emprender un sendero de 800 metros aproximadamente. El camino es fácil y ancho, donde se puede observar las dunas sinuosas y las pitas que se alzan y que van dando paso a uno de los mayores paraísos naturistas almerienses. También se puede ir mediante el camino de los acantilados y, precisamente, desde cala Chica. La arena es fina, oscurecida por el basalto y sin piedras. Son aguas tranquilas con una entrada al mar suave y progresiva. Es habitual la práctica del snorkel por los laterales de la cala.

2. Cala de Enmedio

Cala de Enmedio no es una playa de fácil acceso, pero el esfuerzo vale la pena. Desde la cala del Plomo se puede llegar andando y se tarda aproximadamente 20 minutos a paso ligero, media hora a un ritmo más suave. También se puede acceder desde Agua Amarga (Níjar) por la calle Depósito y por el cerro del Cuartel. Es una playa de gran belleza y la práctica del nudismo es habitual aunque no es masiva por la gran popularidad que ha alcanzado en los últimos años y, por consecuencia, el aumento de textiles. En los laterales de la playa hay unas lenguas de piedra, que son en realidad dunas fosilizadas, y que permiten a los visitantes explorar los alrededores. Pertenece al Parque Natural Marítimo Terrestre de Cabo de Gata-Níjar, reserva de la biosfera. En 2012 obtuvo la declaración de Mejor Rincón de Andalucía en 2012 en la Guía Repsol. Al igual que en la cala del Barronal, el snorkel es una opción para pasar el día. Tiene una longitud de 130 metro de larga por 37 metros de ancha. Apta para un baño tranquilo.

3. Cala de San Pedro

La cala de San Pedro tiene un encanto especial, aunque es mejor no visitarla en agosto porque está masificada. La presencia de hippies en la zona marca la diferencia con respecto al resto de playas. Lo más sencillo es alquilar una lancha-taxi que parte desde el pueblo de Las Negras y se paga por la ida y la vuelta. La otra opción sería acceder por un camino rocoso desde la carretera durante 45 minutos aproximadamente. Los nudistas conviven con los textiles que acuden en los meses estivales. Pero además de un baño en aguas privilegiadas y coger las gafas de buceo como mejor acompañante, se pude visitar el castillo en ruinas, que es de la época nazarí. La cala de San Pedro es una forma de vida, una filosofía, fuera de materialismos. La longitud de la playa es de unos 225 metros con una anchura de 17 metros. La arena es dorada y sus aguas transparentes.

4. Cala Bordenares

La cala de Bordenares (Mojácar) es una de las auténticas sorpresas de este listado. No posee la fama de la mayoría de las otras playas, pero está protegida para la práctica del nudismo. Cuenta con un grado bajo de ocupación y su arena y rocas son volcánicas. La cala cuenta con 600 metros de longitud por 15 de anchura media. Se encuentra entre la playa del Castillo de Macenas, a un lado, y la del Sombrerico, al otro. Algunos la llaman la cala del Elefante por la forma de la roca que se adentra en el mar, que puede parecerse a este animal acostado sobre el mar. Para acceder a estas playas se recorre por un camino de tierra paralelo a la costa que sale desde el chiringuito de la playa de Macenas junto a la Torre. Hay aparcamiento junto a la misma playa. Sería conveniente ir abastecido de comida y bebidas para pasar el día.

Continuar en Diario de Almería