Almería, capital de la acuarela

El genio Álvaro Castagnet honra a los almerienses con su presencia y con su arte

La Galería de Arte, “Trino Tortosa” recibirá, en febrero próximo, al “Rey” de la emoción acuarelista, Álvaro Castagnet que llegará a nuestra capital almeriense para impartir su master class a pintores venidos de los lugares mas recónditos del planeta, donde habrá también presencia nacional y almeriense.

En la prestigiosa sala de exposiciones, el uruguayo con nacionalidad española, exhibirá su talento, como ya es costumbre, con enseñanzas prácticas y teóricas que trasladará, en vivo y en directo, a quienes tengan la oportunidad de asistir a un curso empapado de sabiduría artística, donde se fortalecerán las maneras de entender el proceso y el ejercicio de esta técnica centenaria al agua, como es la acuarela.. Unos días, difíciles de olvidar, que marcarán un antes y un después en la vida acuarelística de los participantes que, sin duda alguna, darán un paso de gigante acerca del conocimiento de sus propias posibilidades, sintiendo en sus adentros el entusiasmo de haber compartido, con el genio mundial de la acuarela, vivencias que pocos aficionados y artistas pintores pueden explicar.Las enseñanzas de un ser extraordinario que ha sido capaz de influenciar y marcar en su tiempo una forma particular de saber y de entender la realización de la acuarela, fuera del concepto tradicional.

Un mérito personal que alcanzó junto a un pequeño grupo de maestros actuales de la acuarela, en Australia, que revolucionaría la acuarela en los treinta últimos años del siglo pasado, continuando aún activa la inmensa importancia de este género de las artes, en sus manos.Válgannos los nombres del australiano, Herman Pekel o del croata partícipe de ese grupo, Joseph Zbukvic, como referentes internacionales. El hecho de que Almería se haya convertido en la sede principal en España, con Alvaro Castagnet, tiene mucho que ver con el trato y respeto que le otorgamos, por el clima, la luz, el paisaje y con otras tantas benevolencias de nuestra tierra donde no puede pasar por alto, su gastronomía; según Castagnet, la mejor del mundo. ¿Pueden existir mayores convicciones para que se sienta feliz con nosotros?. Un personaje, viajero incansable que se permite el gusto de compartir Almería fuera del marco estrictamente comercial, decantándose por la enseñanza y aprovechando unos días para gozar en esta tierra de luz y de contrastes con la que tanto se identifica.

Leer más en Diario de Almería