Almería: la costa más cálida, la menos visitada y con alquiler vacacional más barato

Costa Dorada, Costa Blanca y Costa de la Luz son los tres destinos más caros entre junio y septiembre para alojarse una semana en un piso turístico: 1.000 euros

paisaje-almeria

La finca El Romeral, junto a San José, es puro Cabo de Gata y spaguetti western. / El Confidencial

La Costa del Almería es la más cálida, la menos visitada por los extranjeros… y la del alquiler vacacional más barato de la península. El informe de la plataforma Spain-Holiday.com que adelanta El Confidencial confirma que no hay nada como reservar lejos de la canícula: si se hace una fecha dos semanas antes o después de la temporada alta, el ahorro puede alcanzar hasta el 32%.

Esta plataforma, la más veterana de España, fundada en Málaga en 2002, cuenta con un 80% de clientela extranjera. El estudio, centrado en la costa peninsular, radiografía los diez destinos turísticos más solicitados entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017, excluidos Canarias y Baleares. Los datos fueron solicitados el 4 de diciembre de 2017 y se aplican para una estancia de una semana de cuatro personas entrando y saliendo un sábado.

Costa Dorada, Costa Blanca y Costa de la Luz son los tres destinos más caros entre junio y septiembre para alojarse una semana en un piso turístico: 1.000 euros, pero si se reserva para una semana antes o después de la temporada alta supone un descenso de los precios del 13%. En el periodo más caro (las dos primeras semanas de agosto) el precio medio en la Costa de Almería se encuentra casi a la mitad de precio (46%), a 544 euros, lo que supone un ahorro de 471 euros.

La Costa de Almería, con los precios más bajos para el verano.

Precios en euros para una estancia de una semana de cuatro personas, entrada y salida en sábado.

costa-almeria-precios

Y es que un alojamiento turístico en junio o septiembre resulta, como mínimo, un 15% más económico las semanas pico de agosto. Hay zonas, como la Costa de la Luz (provincia de Huelva) que sorprende por sus altos precios. La escasa urbanización y la escasez de alojamiento hotelero influyen

Fuente: El Confidencial