Almería quiere que vayas al museo con botella de aire y aletas

La ciudad andaluza proyecta un museo con esculturas bajo el mar como el de Lanzarote

Almería, capital de una provincia con algunas de las mejores playas del país y aguas cristalinas, persigue un museo submarino semejante al abierto en Lanzarote a principios de enero. El Ayuntamiento de la ciudad andaluza cree que la práctica de buceo entre esculturas petrificadas bajo el agua puede ser un buen reclamo para turistas y ha incluido esta iniciativa en el borrador del plan que aglutina las estrategias de desarrollo del sector para los próximos años, actuaciones cofinanciadas por el Gobierno autonómico. La inversión se estima en unos 350.000 euros.

La propuesta ha tenido buena acogida a nivel local y se considera adecuada para generar una oferta turística diferenciada. “¿Que nos puede ayudar a destacar y a romper la estacionalidad en el sector? Bien”, subraya la concejal de Turismo de Almería, Carolina Lafita. La provincia disfruta de un clima suave prácticamente todo el año y es una de las zonas del continente con más días de sol al año. Los representantes municipales, ahora, buscan hueco en la agenda y el objetivo es cerrar una cita para viajar a Lanzarote y conocer de primera mano el funcionamiento del Museo Atlántico, el único submarino de Europa. También se iniciarán los contactos con la Demarcación de Costas.

El modelo que se pretende es exactamente el mismo que el del centro de arte subacuático canario: adquirir una serie de esculturas que se adapten al fondo marino de Almería y sumergirlas. Para su ubicación, inicialmente se baraja el tramo junto al Faro de San Telmo, en el límite oeste de la ciudad y sin protección medioambiental. Esta propuesta la ha realizado la consultora Deloitte, encargada de elaborar el Plan de Turismo de Grandes Ciudades junto a la Empresa Municipal Almería Turística (EMAT). Lafita, no obstante, precisa que es un tema abierto y que se debatirá con distintos agentes cuál es el emplazamiento más adecuado para un proyecto de este tipo. Lo mismo dice sobre la partida presupuestaria que se ha calculado, que sería ampliada en caso de que fuera necesario.

Leer más en EL PAÍS