Almería se llena de cine, talento, recuerdos y experiencias

Proyecciones de cortos y largometrajes en el Cervantes y el Apolo y encuentros con escolares

Cine, cine, cine, más cine por favor, cantaba Aute. Un deseo que durante esta semana es una realidad en Almería, que comienza a disfrutar del ambiente que proporciona esta nueva edición de FICAL. Cine que toca a la puerta de las aulas, talento que se despliega desde primera hora de la tarde en las secciones competitivas que acogen el Apolo y el Cervantes y vivencias que los directores e intérpretes comparten con el público.

El lunes, por ejemplo, tiró de recuerdos Carles Prats al presentar, al lado de su gran amigo Antonio J. García ‘Che’, profesor de la Escuela de Arte y fotógrafo, el documental ‘El bueno, la bomba y el malo’, una mirada al bullicio fílmico de los años 60 y 70 a través de la memoria emocional de nombres como los del actor de acción Paco Barrilado, el técnico de efectos especiales y atrecista Eddie Fowlie y los directores Joaquín L. Romero Marchent y Antonio Isasi-Isasmendi.

También compartió sus experiencias con el público, en este caso los estudiantes de La Salle, el biólogo Arturo Menor, quien les presentó ayer ‘Wildmed, el último bosque mediterráneo’, documental que ha dirigido centrado en Sierra Morena y que alerta sobre los peligros que acechan a este lugar.

El Cervantes es otro de los puntos de interés. Allí presentó ayer su corto ‘Aguaseca’, a concurso en la sección oficial, el almeriense Jaime García Parra durante la primera sesión de la tarde, conducida por la periodista de LA VOZ Marta Rodríguez. Y por la noche, en esa misma sala que ya empieza a registrar colas antes de las proyecciones, el director y guonista Andrés M. Koppel y la actriz Sanny van Heteren presentaron ‘La niebla y la doncella’, adaptación de la novela de Lorenzo Silva que compite en el certamen ‘Ópera Prima’.

Leer más en La Voz de Almeria