Almería, un paraíso sin ir más lejos

En apenas una hora se puede pasar de playas vírgenes a las cumbres más altas, del único desierto de Europa a espesos y verdes bosques; ‘Costa de Almería’ es refugio para viajeros

La provincia de Almería se ha consolidado como un paraíso al sur de la península Ibérica. Tierra de contrastes, riqueza y diversidad, su encanto tiene como aliado que en apenas una hora, se puede pasar de playas vírgenes a las cumbres más altas; del único desierto de Europa, el de Tabernas, a espesos y verdes bosques de montaña todo ello al amparo del cielo más limpio del continente. Sin lugar a dudas, un paraíso para revivir la primera vez, sin ir más lejos.

Es esta diversidad la que ha convertido a la provincia y al destino ‘Costa de Almería’ en talismán para visitantes, en refugio para intrépidos viajeros, en pista de entrenamiento al aire libre para deportistas de todo el mundo y en el destino ideal en el que perderse y disfrutar de un sinfín de bondades que conquistan, cada año, a turistas del mundo entero. En la hoja de ruta de la Diputación de Almería, la promoción de la provincia como destino turístico, es uno de sus principales bastiones.

A la amplia gama de singularidades que la caracteriza se une la garantía que otorga ser una tierra segura y comprometida con la crisis sanitaria que vivimos. Almería es la segunda provincia con menor tasa de contagio por cada 100.000 habitantes. Una estabilidad que han mantenido los más de 700.000 almerienses con ejemplaridad durante la crisis por el coronavirus y que permitirá que la llegada de visitantes a la provincia se haga con la garantía de que viajan a un destino seguro, saludable y atractivo.

Leer más en Diario de Sevilla

Deja una respuesta