El “alucinante” paisaje del parque natural Cabo de Gata

Así lo califica el blog “El Viajero” del diario El País

playa-de-monsul

Playa de Mónsul, cerca del cabo de Gata, en Almería. / ALBERTO CARRERA AGE FOTOSTOCK

El blog El Viajero del diario El País incluye el parque natural de Cabo de Gata como uno de los 12 paisajes de mar y roca más alucinantes de la costa española. Así lo recoge:

La naturaleza se comporta a menudo como una consumada escenógrafa. Conocer las claves de los procesos geológicos que la marea del tiempo ha dejado en las costas españolas es el hilo argumental del turismo geológico asociado a volcanes, fallas, basaltos y yacimientos datados en muchos miles, millones de años que de alguna manera, al pisarlos, se nos acercan.

España es el país europeo con mayor número de geoparques auspiciados por la Unesco (12 en total), cuatro de los cuales son costeros: Cabo de GataCosta VascaEl Hierro, y Lanzarote y Archipiélago Chinijo. En plena Semana Europea de los Geoparques (hasta el 10 de junio; geoparques.eu), proponemos una visita a todos ellos, más otros ocho enclaves, cuando menos vistosos, entre un sinfín de estructuras pétreas. Maravillas en el litoral que bien merecen una explicación.

El parque natural de Cabo de Gata-Níjar mantiene su condición de geoparque en buena medida por sus acantilados volcánicos: los mejor conservados de la costa peninsular española. Se encuentran singularidades como Los Escullos y su playa del Arco, una duna petrificada moldeada por taffoni, cavidades redondeadas creadas por el viento, como si de una centrifugadora de partículas se tratase. Desde el bar-discoteca Chamán se aprecia la blancura de las dunas fosilizadas.

Quien busque el magmatismo del cabo de Gata se decantará por la playa de Mónsul, con esas oscuras formaciones rocosas en forma de olas, ¡tan artísticas!, producto de la erosión de un volcán submarino. La duna rampante es colosal, y frágil (está prohibido pisarla). El viento de levante, frecuente en verano, empuja su arena a la orilla, haciéndola en ocasiones incómoda de pasear. El geólogo David Monge guía rutas en las que se desvelan los secretos geológicos y faunísticos del parque natural.

El Viajero