La “chispa de mar” colorea de forma caprichosa el litoral almeriense

El pasado miércoles, el mar de Aguadulce se tiñó de un llamativo color anaranjado, que en la noche fué azul

Como en otras ocasiones, SERBAL, la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad Almeriense, nos da a conocer las claves de este singular fenómeno de la naturaleza y que “caprichosamente” dá color al mar

Se trata realmente de una proliferación de varios organismos entre los que destacan las microalgas, pero sobre todo está compuesta de Noctiluca scintillans, un dinoflagelado heterótrofo (depredador) de distribución cosmopolita, que constituye uno de los componentes más abundantes del plancton.

Estas proliferaciones son típicas de verano, cuando el agua se calienta, siendo raro que suceda en esta época del año. Que haya sucedido ahora es achacable a un otoño excesivamente cálido, si bien no se puede descartar también algún fenómeno de eutrofización del agua.

Pero lo curioso es que durante el día la acumulación de Noctiluca colorea el mar de naranja, pero cuando llega la noche cualquier vibración o movimiento brusco que así “perciban” las células desencadena una reacción química sobre las moléculas de luciferina que genera finalmente la bioluminiscencia, es decir luz. De ahí su nombre, pues Noctiluca etimológicamente significa ‘que brilla en la noche ” (Información publicada en la página Facebook de la Asociación Serbal)

 

Hoy Canal Sur nos informa de esta noticia. En el siguiente vídeo, el biólogo Emilio Gonzalez, de SERBAL, nos da a conocer por qué se produce este fenómeno


Puedes conocer más sobre la Asociación SERBAL: