Palomares recela de Trump

Estados Unidos tiene previsto llevarse menos del 20% de la tierra contaminada por la radioactividad pese al acuerdo alcanzado en 2015.

Los niños de Palomares, sobre la arena de la playa de Garrucha - ABC

Los niños de Palomares, sobre la arena de la playa de Garrucha – ABC

Cuando en octubre de 2015 los gobiernos de Estados Unidos y España suscribieron el protocolo de intenciones para la descontaminación radioactiva de las tierras de Palomares hubo quien aplaudió el gesto, pese a la tardanza, y quien apuntó que no había que festejar nada puesto que faltaban por ver que se ejecutara el acuerdo. Del dicho al hecho va mucho trecho y este se ha engrandecido con la victoria de Donald Trump en las pasadas elecciones americanas.

El pasado mes de noviembre, tras conocerse los resultados de los comicios, el alcalde de Cuevas del Almanzora, municipio al que pertenece la pedanía de Palomares, reconoció que la localidad se puso del lado de Hillary Clinton en estas elecciones porque «estaba muy sensibilizada con el tema de Palomares». Según Antonio Fernández, en la agenda de la candidata demócrata «siempre venía la problemática de cómo tratar la tierra contaminada». A su juicio, con ella al frente del Gobierno federal la limpieza de los 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada «podía ser una realidad».

Este lunes Ecologistas en Acción exigió al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la «clausura inmediata» de lo que consideran un «cementerio nuclear ilegal». De no acceder a dicha petición, el colectivo proteccionista acudirá a la vía de lo contencioso-administrativo para que sea un juez el que «obligue» al citado organismo a cumplir el plan de rehabilitación de Palomares (PRP), aprobado por el propio organismo en mayo de 2010 «con informe favorable de la Comisión Europea».

Leer más en ABC