Recepcionadas Las Obras Del Parque De La Infancia De Vícar

Ayuntamiento y Diputación dan su conformidad como último requisito para su puesta a disposición de los vecinos

 

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, y el interventor de la Diputación Provincial de Almería, Luis Ortega, han visitado esta mañana el Parque de la Infancia de Vícar, con motivo de la recepción de las obras que han sido cofinanciadas por ambas instituciones, al haber sido ejecutada dentro de los Planes Provinciales 2017. Una actuación  que ha sido ejecutada por la empresa Nila, con un coste cercano al 1,5 millones de euros, de los que el 75% corresponde al Ayuntamiento de Vícar y el 25% restante a la Diputación, y que ha sido realizada en diez meses.

Durante el acto de recepción de las obras, y tras recorrer las instalaciones Antonio Bonilla ha destacado la gran profesionalidad de los técnicos de las empresas, así como de Diputación y Ayuntamiento, que han participado en la realización deeste proyecto, «que viene a hacer realidad el deseo de la infancia vicaria, a la cual se rinde homenaje, y cuya participación en este proyecto colectivo, a través del Consejo Municipal de la Infancia y Adolescencia,  ha sido determinante».

Una vez que Ayuntamiento y Diputación han dado su conformidad a las obras realizadas, el Parque de la Infancia, podrá ya abrir sus puertas, y como ha anunciado el alcalde, será el próximo sábado, cuando tenga lugar su puesta a disposición de los 7.000 niños y niñas, residentes en el municipio. El nuevo espacio público de Vícar, ubicado en la calle Luis Cernuda, en la zona norte de Las Cabañuelas, ocupa una superficie aproximada de 7.000 metros cuadrados, a la que se suman otros casi 1.600 metros cuadrados para zona de aparcamiento y otros 1.500 metros cuadrados para servicios. Está estructurado en tres zonas temáticas, dedicadas a la Vícar Monumental,  la Vícar Doméstica y la Vícar de Invernaderos.

Dispone de distintos elementos o juegos, la mayoría de ellos exclusivos para este parque, además de un circuito cerrado de vigilancia, con varias cámaras, así como con iluminación nocturna. Como ha señalado Antonio Bonilla, «este nuevo espacio público para el ocio constituye una forma de transmitir el conocimiento sobre la ciudad a las nuevas generaciones y a los visitantes, algo que desde el próximo sábado podrán comprobar todos los vecinos que lo deseen y de forma especial nuestra infancia».