Retamar, una zona en expansión más allá de los meses estivales

Esta urbanización ha crecido en número de habitantes en los últimos años, dejando de ser la segunda residencia para muchas personas para ser residencia fija.

panoramica-de-retamar

A unos 13 kilómetros de Almería capital se encuentran ubicadas dos urbanizaciones que han ido aumentando su población de manera muy significativa en los últimos años, Retamar y El Toyo. Sin duda, una zona muy tranquila para vivir alejados del bullicio y el ruido de la ciudad, aunque también se trata de la residencia de verano de muchas familias almerienses, y también de fuera de la provincia, por sus características. Y es que, Retamar y El Toyo cuentan con zonas de restauración para disfrutar de la mejor gastronomía, fantásticas playas prácticamente vírgenes, así como un agradable paseo marítimo y amplias zonas verdes para disfrutar relajadamente de la estancia en esta zona.

Fue ya entrados en los años 60 y 70 cuando se empieza a urbanizar la zona con chalets y apartamentos. Durante las dos décadas siguientes, la historia de Retamar entra en decadencia al no ser una zona con entidad propia, sino que se gestiona a través de la promotora que realizó la urbanización. La dejadez de ésta propició que sus calles quedaran en muy mal estado al no tener mantenimiento, y muchos propietarios ni siquiera podían vender sus casas por la devaluación que sufrió la zona. A pesar de aquello, hoy en día son muchas las personas que están muy satisfechas con no haber vendido su casa en ese momento.

En el año 2004 el Ayuntamiento de Almería recepcionó a Retamar como un barrio más de la capital lo que, unido a la celebración en Almería de los XV Juegos Mediterráneos en 2005, hizo que esta urbanización sufriese una transformación realmente importante. En esta línea, fue entonces cuando nació El Toyo, con motivo de motivo de albergar las instalaciones de la villa olímpica de los Juegos Mediterráneos. De este modo, las urbanizaciones de Retamar y El Toyo quedaron prácticamente unidas, pasando a ser una zona residencial de baja densidad de población, pero que poco a poco va creciendo y solicitando más recursos al mismo tiempo que empieza a ofrecer más y mejores servicios.

Leer más en IDEAL