Un almeriense es el registrador número uno de toda España

Este, medio albojense, ha sacado el primer puesto entre mil aspirantes

Durante cinco años –1.825 días con sus noches– el despertador ha sonado en su dormitorio a las siete de la mañana. Se ha duchado, ha desayunado un café negro y ha hincado codos a la antigua usanza, durante siete  horas matutinas. Dos horas para comer y después otras cinco horas de estudio monacal, entre libros de derecho civil y fiscal, hasta las 9 de la noche, momento para hacer algo de gimnasia, para caminar, para jugar un partidillo con los amigos. Tras la cena frugal, a la cama y a la mañana siguiente, vuelta a empezar.

De casta le viene al galgo

En torno a mil aspirantes, que se han recluido como monjes como él durante varios años, aspiraban a las 45 plazas disponibles en toda España y, curiosamente, su hermano Ramón ha obtenido un bendito farolillo rojo en el ránking que le garantiza también plaza. “Yo abro la clasificación y mi hermano la cierra, así ha sido”, explica José Miguel desde Murcia donde está a la espera de hacer unos cursos preparatorio, descansando como un guerrero de Esparta  después de una larga batalla.

Muy pocos precedentes existen en la provincia con este entorchado y el único que José Miguel conoce es el de Leonor Rodríguez Sánchez, de Albox y para más inri, tía carnal de José Miguel.

Leer más en La Voz de Almería