Un ilustre habitante de Almería: El Azofaifo

Iniciativas como LIFE Conhabit permiten conservar estos Oasis de Vida tan relevantes para la biodiversidad almeriense

En la Almería olvidada de los años cincuenta unos botánicos forasteros se quedaron maravillados con lo que sus ojos les estaba desvelando: una formación vegetal en un mar de arena que pese a mostrar adaptaciones de manual a la aridez, presentaban una cubierta de hojas durante el verano. Se habían encontrado frente al azufaifar de Marzarulleque a Torregarcía, al este de la capital almeriense.

Se trata de un arbusto espinoso, de tallos blanquecinos, hojas coriáceas (endurecidas), de unos tres metros de altura y que aprovechan sus raíces la extraordinaria geología de la zona para encontrar el preciado líquido elemento, habiéndose encontrado sus raíces hasta más de cuarenta metros de profundidad.

PERO NO ESTÁN SOLAS estas plantas, hasta una cuarentena de otras especies conviven con ella, forman lo que en ecología se conoce como ISLAS DE FERTILIDAD. Esto atrae a insectos, a pequeños vertebrados (lagartijas, serpientes, conejos, aves) hasta cerca del medio millar de especies.

Los azufaifares son oasis para la vida en el paisaje árido y, por ello, son un hábitat prioritario para la UE. Iniciativas como LIFE Conhabit, promovido por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, permiten conservar las poblaciones de este arbusto tan relevante para la biodiversidad almeriense.

José Manuel López Martos