Laujar de Andarax a la espera de las primeras nieves

Su nombre proviene de la época árabe, que significa «era de la vida», siendo este el periodo de máximo esplendor de la población

Laujar de Andaraz. / El Mundo

Laujar de Andaraz. / El Mundo

Laujar de Andarax es dueña de una gran riqueza paisajística, botánica, faunística y antropológica. Es la capital de la Alpujarra almeriense, un pueblo encantador a la sombra de Sierra Nevada que ha sabido conservar la identidad arquitectónica, gastronómica y las tradiciones que hacen tan especial a esta zona del oeste provincial. Habitada desde la prehistoria, es durante la dominación árabe cuando la villa alcanza su máximo esplendor. Su actual nombre proviene de esta época. En árabe Laujar significa «era de la vida». Durante un tiempo llegó a ser corte de reyes y en su alcazaba residió Boabdil antes de ser desterrado a África. También fue la residencia de Aben Humeya, el líder de la guerra de las Alpujarras, allá por 1570. De todo aquel convulso siglo quedan las huellas de una arquitectura vernácula, de callejuelas blancas y serpenteantes, de balcones repletos de geranios, y en los campos que la rodean, olivos y pequeños huertos de regadío, gracias a la abundancia de las aguas que en cualquier otra zona de Almería es una quimera.

Leer más ….