Abraham Gragera el próximo poeta invitado al ciclo de lecturas poéticas “PIEDRA Y CIELO”

Abraham Gragera será el próximo poeta invitado al ciclo de lecturas poéticas “PIEDRA Y CIELO” el miércoles 23 de mayo, a las 20,30 horas en el patio del Mandarino (plaza Bendicho s/n)

abraham-gragera

Abraham Gragera (Madrid, 1973) es una de las voces más interesantes de la líríca española actual. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, actualmente es codirector de la compañía de danza contemporánea La Phármaco. Su  labor como traductor ha contribuido, sin duda, a difundir la obra de poetas como Louise Glück  y W. S. Merwin, que tanta influencia han tenido entre las jóvenes generaciones. Pero igualmente importante es su faceta de traductor de ensayos, entre los que destacan   “Georges de la Tour”, de Pascal Quignard, y en el campo de la filosofía: “Pensamientos despeinados”, de S. J. Lec. Su última traducción es El libro de la fama, de Lloyd Jones.

La obra poética de Abraham Gragera alcanza a ser, solo con tres libros publicados: Adiós a la época de los grandes caracteres (2005); El tiempo menos solo (2012), premio El Ojo Crítico de RNE, 2013; y O Futuro (2017), premio Mejor libro del año 2017, concedido por el Gremio de Libreros de Madrid, una de las referencias de la poesía escrita en nuestro país. La poesía española estaba necesitada de un cambio en muchos de sus planteamientos estéticos y uno de los artífices de esa ruptura verbal, y estilística, es Abraham Gragera. Ya de su primer libro, decía Darío Jaramillo que esa ruptura verbal venía desde adentro, de una nueva metafísica. El mismo poeta ha reconocido la necesidad de construir “una obra humanista preocupada en los avatares de la condición humana en tiempos del desgaste del lenguaje y de la tiranía de los eslóganes”.

Cuando el escepticismo recorre gran parte de la creación contemporánea la obra de Gragera viene a repensar la necesidad de indagar en nuevas formas expresivas, en una manera diferente del decir poético, mediante una voz que no pretende desacralizar la poesía, como apunta Martín López Vega, sino reactivar su capacidad epifánica. El conocimiento profundo de la tradición le permite al poeta avanzar en esa búsqueda personal de un estilo nuevo. Mi obra, nos dice, es como un cancionero del alma, una autobiografía del alma.

Ciclo de lecturas poéticas “PIEDRA Y CIELO” con Abraham Gragera
Patio del Mandarino
Miércoles 23 de mayo, 20:30 h