Lecturas poéticas PIEDRA Y CIELO. María Alcantarilla en el Patio del Mandarino

María Alcantarilla será la próxima invitada al ciclo de lecturas poéticas “PIEDRA Y CIELO” este miércoles, 6 junio, a las 20,30 horas en el patio del Mandarino

maria-alcantarilla

María Alcantarilla (Sevilla, 1983) pertenece a esa generación de poetas nacidos a partir de 1980, grupo que ha ido perfilándose en estos últimos años, sobre todo a partir de la publicación de dos antologías Re-generación (Valparaíso ) y Nacer en otro tiempo (Renacimiento), aparecidas en el año 2016.

María Alcantarilla tiene una voz poética singular, y reconocible, y destaca en el amplio y plural panorama que conforman estos nuevos poetas. De ahí que esté incluida en ambas antologías, a pesar de que cuando éstas aparecen la poeta sevillana sólo tenía publicados dos libros.

Los antólogos de Renacimiento en el texto de presentación sitúan a María Alcantarilla dentro de los poetas de tono confesional y directo.
Aunque en lo confesional caben mil voces diferentes, es verdad que María Alcantarilla nos habla de momentos vividos a través de una palabra que alcanza a ser, en muchos de sus poemas, una fuerza reparadora. Una palabra que aquilata, examina y aprecia la verdad de lo vivido, y alcanza en muchas ocasiones a purificarlo.

En todo caso, en la forma y en el fondo, los poemas de María Alcantarilla se alejan de los lugares comunes de lo confesional, difuminando los límites reales, a través de una cierta ambigüedad, misterio y a veces hermetismo. El verso no se queda en lo meramente descriptivo sino que busca ahondar en el pensamiento, en desarrollos y recorridos que ramifican el poema. Una poética que gana así en capacidad reflexiva, y se aproxima a la realidad para urdir una nueva oportunidad de reparar el pasado, la vida vivida en aquellos lugares donde algo se quebró hace tiempo.

Su escritura poética es asimismo una “búsqueda de ese tiempo y del sentido de los actos, y las cosas”, y finalmente de una búsqueda de la identidad, aunque ésta se cuestione: “No soy quién digo a veces / porque tampoco sé quién me transita./ ¿ Acaso es, ahora que las dudas se han rendido/ y me suplican clemencia y yo las oigo?/ Distinguir y distinguirse y tan distinto, yo/ a todas las personas que ya he sido, yo/ y que estoy siendo, yo, y seré pronto”.

La poesía puede ser así el “privilegio de nombrar la imprecisión de la existencia”, esa suma de interrogaciones que crecen con los años, o “ese miedo de empezar a andar de nuevo”.

Ciclo de lecturas poéticas “PIEDRA Y CIELO” con María Alcantarilla
Patio del Mandarino
Miércoles 6 de junio, 20:30 h